¡La pizza napolitana ya es Patrimonio Inmaterial de la UNESCO!

Einstellen Kommentar Drucken

La decisión se tomará en la reunión del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), que será del 4 al 9 de diciembre en Corea del Sur.

A través de su cuenta de Twitter el mandatario expresó que es un orgullo la decisión.

Igualmente, hizo referencia a la diversidad que es característica de las culturas latinoamericanas y observó que dicha condición es un orgullo para los venezolanos.

El arte de los "pizzaioli" napolitanos consiste en una práctica culinaria que se basa en preparar la masa de pizza en cuatro etapas y hornearla con fuego de leña, dándole vueltas.

Gracias a la reina Margherita la pizza alcanzó fama en el resto de Europa.

"A lo largo de los siglos, el arte napolitano de hacer pizzas se ha basado en ingredientes claves: agua, harina, sal y levadura, todos excelentes productos que provienen del campo de Campania", explicó Coccia.

Historiadores costumbristas suelen encontrar las raíces del diosecillo en la cultura tiwanakota, ubicada alrededor del Lago Titicaca, que desapareció por el siglo XIII, antes del imperio Inca.

La pizza napolitana típica tiene una corteza relativamente delgada pero es más gruesa en los bordes, que se hinchan al hornearse.

Todos los diarios de circulación nacional aprovechan la fecha de inicio de la fiesta para publicar ediciones en miniatura, aunque con la diferencia de que difunden noticias jocosas o realizan sátiras a algún funcionario público que en los últimos tiempos tuvo algún desliz o es blanco de la crítica ciudadana.

Emma Gómez, coordinadora del proyecto Salvaduardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de Panamá, dijo que UNESCO no premia objetos, destaca conocimientos y expresiones culturales.

Por ser una tradición que suele transferirse de generación en generación, los cantos van modificándose en función de algunas características como lo son: la zona geográfica, el clima, los animales o la época vivida.

Además del punto cubano, en la jornada de hoy también se decidieron otras ocho nuevas inscripciones en la lista de patrimonio inmaterial, como los recorridos rituales en La Paz durante la Feria de la Alasita, de Bolivia; la Kochari, danza colectiva tradicional de Armenia; y la ebanistería de Konjic, Bosnia y Herzegovina.

Comments