Nicolás Maduro celebró la decisión de la Unesco

Einstellen Kommentar Drucken

La creencia en el "Ekeko" tiene varios antecedentes: una de ellas dice que en 1781, durante uno de los cercos indígenas a la ciudad de La Paz, una mujer que padecía hambre y sed comenzó a recibir alimentos. "¡Felicidades, #Bolivia! #12COM", informó el organismo internacional en su cuenta en Twitter.

Pese a que era aún temprano cuando la noticia fue divulgada, familias enteras y jóvenes estudiantes se detenían para saborear porciones frescas de pizza, de las que goteaba la mozzarella derretida.

Su técnica de elaboración aspira a convertirse en Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, distinción que contribuye a la supervivencia de estas expresiones transmitidas de generación en generación.

La Federación Nacional de Artesanos y Expositores de la feria de Navidad y Alasita (Fenaena) destacó la declaratoria de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La jornada de instalación, realizada este lunes 4 de diciembre, estuvo a cargo del presidente del Consejo Ejecutivo de la Unesco y de la referida sesión del Comité, Byong-Hyun Lee.

Esta pieza de la vestimenta típica del hombre se cose a mano. Estuvo formada por Ángel Remigio Tovar y Vidal Colmenares, dos portadores venezolanos de la manifestación; también estuvo George Amaiz, quien es coordinador de la oficina técnica de enlace con la Unesco del Centro de la Diversidad Cultural (CDC).

Los cantos pueden ser escuchados justamente al amanecer en Los Llanos entre los países Venezuela y Colombia, son entonados a capella por hombres montados en un caballo que les corresponde arrear el ganado.

Las otras manifestaciones culturales venezolanas declaradas como Patrimonio de la Humanidad son los Diablos Danzantes de Corpus Christi, en 2012; La Parranda de San Pedro, en 2013; La Tradición Oral del Pueblo Mapoyo, en 2014; el Tejido de la Curagua, en 2015 y Los Carnavales de El Callao en el 2016.

Según la leyenda, la versión propuesta por el cocinero Raffaele Esposito, que incluía tomate, mozzarella y albahaca, los colores de la recién nacida Italia, la conquistó.

En la docena de nuevos elementos agregados a la lista patrimonial también figuran el oficio de los molineros en Holanda, el carnaval de Basilea en Suiza y la danza tradicional serbia llamada "Kolo".

Comments